Mi Chiflido en la rechifla

Histórica silvatina.

En la re inaguración del Estadio Nacional el domingo 27 de marzo de 2011 se produjo un acontecimiento inesperado. Dicen los comentaristas que el público hizo victima de una silvatina al expresidente Arias.

Para decir verdad esa silvatina me parece muy significativa. Dados los precios de las entradas la asistencia a ese acto fue en su mayoria de clase media y alta. Y si me dejo llevar por lo que he oído, ese día no asistieron las personas que no aceptaron ni aprobaron los acontecimientos que dieron lugar a la construcción de ese Estadio.

Si la concurrencia fue la que supongo, entonces pienso que la silvatina se la dieron, en su mayoria, sus propios partidarios y personas afines a su manera de pensar.

Porque muchas personas que consideramos espureos los actos que condujeron a esa construcción, y que no nos dejamos impresionar por la magnitud y magneficiencia del supuesto regalo, ni siquiera pensamos en acercarnos o asistir a su inaguración.

Nuestra silvatina fue previa a la construcción y no sentimos nuestra esa impresionante construcción, ni mucho menos agradecemos nada al ex presidente, que ascendió al poder violando la Constitución de la República y que no ha tenido ningún escrúpulo en usar el poder para destruir el proyecto de construcción de  un país democrático y solidario, que nos habían legado nuestros progenitores.

Sabemos el daño que hará al pais las relaciones económicas con la República Popular China, e sea el costo o valor que deberemos pagar por ese Estadio. Ya ha sido aprobado un Tratado de Libre Comercio y un Tratado de Inversiones que serán tan lesivos para los nacionales como el TLC con los Estados Unidos.

¿Que hay que agradecer a Arias? ¿La lección de amoralidad que le dio a nuestros jóvenes cuando  traicionó la amistad del pueblo de Taiwan?

¿O , tal vez que nos usara sin mayores escrúpulos para crear condiciones y relaciones con las cuales podrá  ampliar sus grandes negocios?

Ahora, a posteriori, nos sumamos a la silvatina, ya que nos encontramos impotentes de poder detener el proceso de destrucción de nuestra sociedad, iniciado en el primer gobierno Arias y acelerado en los últimos cinco años, cuando ha llegado a poner en peligro eminente las instituciones más preciadas de Costa Rica, como el ICE, el INS y la CCSS.

George Zenemix

Marzo 30 de 2011.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: