Sindicalismo en Costa Rica: ¿”la primavera árabe”?

Elecciones en  la ANEP.

La Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados es un sindicato emblemático, c0n una trayectoria de muchos años, más de medio siglo, y con proyección  nacional única. Ese ha sido su éxito en sus años de lucha sindical.

Recientemente ha anunciado elecciones democráticas, después de muchos años de padecer un solapada dictadura de un grupo y en los últimos tiempos de una sóla figura personal.

Esa ha sido su debilidad, la cual le perjudicó y perjudicó sus causas en las luchas en la cuales necesitó de contar con una favorable aceptación en la opinión pública.

Esperemos que todos sus asociados exigan elecciones libres. Que se logre consolidar disidencia interna, es imprescindible para el fortalecimiento del sindicalismo, perjudicado por el pensamiento unipersonal donde nadie puede pensar y mucho menos opinar diferente, que se imponga la democracia participativa.

Esa homegeneidad de pensamiento que ha caracterizado a la ANEPP y a muchos sindicatos, es el  principio de toda dictadura y es la causa de la mediocridad y estancamiento del sindicalismo costarricense.

Porque en los sistemas dictatoriales, todos esperan que el lider hable  para no estar nunca en contra, ya que contradecirlo  sería motivo de sospecha de traición. Y el silencio adormece y mata las organizaciones.

El surgimiento de nuevos líderes en toda organización surgue con más facilidad cuando hay discordancia y disputa que da origen al cambio dialéctico.

Los antiguos y eternos dirigentes de la Revolución Cubana, con edades de ochenta años o más, reconocen que no hay líderes que los sustituyan, por lo menos a su gusto; pero no reconocen que ellos mismos han sido quienes han cortado y matado los brotes de pensamiento dentro de su propio partido. Además es muy raro que un sucesor sea del gusto de la persona sustituida, sobre todo cuando ésta es egocentrica y a veces megalómana.

Este proceso de elecciones internas con dos partidos abre una nueva espectativa en la vida nacional, donde la democracia popular se ha visto estancada desde hace muchos años. Los sindicatos se han caracterizado por su escaza o ninguna democracia interna, lo cual los debilita y los limita en sobre manera.

Un proceso así generará ganadores y perdedores, para que la democracia germine, una vez terminada la elección, ambos deberán integrarse solidariamente apollando todos al ganador. Esto es muy importante y esperamos que la elección sea limpia para que la integración sea posible.

George Zenemij

Septiembre 27 de 2011

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: