CELAC y Política Exterior.

CELAC y Política Exterior de Costa Rica.

El Gobierno de Costa Rica debe tener una política exterior clara y definida.

Al parecer según podemos apreciar de un escrito del Vicecanciller que recibimos, el establecimiento de la Cancillería se conforma con desarrollar su propia agenda, sin comprender siquiera la importancia del rol que debe jugar el propio Ministro de Relaciones Exteriores y sobre todo el de la Presidenta de la República, cabeza visible e indiscutible de cualquier iniciativa diplomática de envergadura y trascendencia.

Cuando dicen que “ahora bajo el liderazgo de don Enrique Castillo” nos da la idea de que esperan convencerlo y orientarlo para que siga el curso de los asuntos en cartera. Eso no basta, un canciller de carácter debe traer sus propias propuestas o por lo menos sus propios énfasis, si es que decide darle continuidad a la política de su antecesor.

Costa Rica no puede desperdiciar un foro como el que se abrió en  CELAC para desarrollar su propia política exterior, y en este caso su propia política exterior para el sub_continente latinoamericano y caribeño.

A mi parecer, sin pretensiones de exclusividad,el tema principal de Costa Rica debe ser soberanía. La CELAC debe asumir un papel determinante en evitar las guerras, cuando uno o más países, de la organización o exteriores a ella,  violan la soberanía de uno de sus miembros. Para que eso sea así no basta apoyar, se debe proponer.

La Cancillería dice: “Costa Rica es integracionista y apoya la búsqueda del bien común”

Clarísimo reconocimiento de que no tiene definida una política.

La Cancillería nos hablas de desafíos comunes, pero no dice cuales son ni tiene propuestas al respecto. Un tibio apoyo y una tibia participación del vicepresidente.

Pregunto: ¿el vicepresidente fue a la reunión de la CELAC acompañado del Canciller?

Mi segunda pregunta: Si la defensa del ambiente y la lucha por el cambio climático es de vida o muerte para el planeta ¿Cuál es la propuesta de Costa Rica para una política común y la firma de un protocolo en la CELAC para estos temas? ¿O es que debemos seguir con la absurda posición de algunos países que dicen: “mientras ustedes no hagan nada nosotros no haremos nada”? De esa manera la vida se acerca aceleradamente al abismo de su destrucción.

¿Acaso no hemos comprendido que Centroamérica y la ribera del Caribe está ya afectada por el cambio climático y ese efecto ira creciendo año a año?

¿Cómo podemos ser tan pasivos en exigir al mundo resoluciones concretas para cuidar la vida en el planeta?

Tercera pregunta:

Ha sido, es y seguirá siendo u desafío común la clara desventaja que la región tienen en sus relaciones comerciales con el mundo desarrollado.

Llegó la hora de América Latina. Si ellos dicen que los necesitamos para subsistir y crecer, hoy es evidente que ellos nos necesitan más a nosotros que nosotros a ellos.

América Latina debe exigir precios justos para sus productos de exportación y para eso hay que negociar juntos. Sin nuestros recursos el mundo se paraliza; la industria mundial debe pagar la destrucción ambiental que está produciendo la extracción de los recursos naturales.
Costa Rica debe llevar propuestas concretas a la CELAC sobre el tema del comercio extra regional.

Cuarta pregunta:

¿Es o no un desafío común la conservación y mejoramiento de la democracia en nuestros países?

¿Cuál es la propuesta de nuestro país al respecto? ¿Acaso no tenemos algunas instituciones bien desarrolladas en el campo del sufragio para ofrecer nuestros buenos oficios en la creación de un protocolo de elecciones para la región?

¿Desea Costa Rica mantener su actual sistema electoral o desea mejorarlo estableciendo reglas comunes para los países de la CELAC? ¿Acaso no es ya la hora de la existencia de un organismo regional que supervise elecciones?

Quinta pregunta:

Todos nuestros países necesitan inversiones que en su mayor parte nos vienen de afuera de la región. ¿Es conveniente seguir compitiendo con los demás países del continente cuando podríamos presentar un plataforma de reglas comunes, para que sean otros los factores decisivos en la ubicación económica de las inversiones?

Por ejemplo si el régimen de zonas francas es conveniente para competir con países como China e India, no lo debe ser para competencias hasta cierto punto desleales entre nuestros países. Una política común atraería nuevas inversiones.

Sexta pregunta:

¿Aceptamos las propuestas que se llevaron al seno de la CELAC sobre derechos humanos o tenemos una contrapropuesta, con mayores vuelos y mejor implementación? ¿O es acaso que Costa Rica está conforme con los derechos humanos de los latinoamericanos y caribeños y considera que esta organización no debe intervenir en ese asunto?

Séptima pregunta:

¿Cuál es la propuesta de Costa Rica para el problema del tráfico de drogas? ¿Seguiremos aceptando la doble moral de los países consumidores de droga y exportadores de armas y municiones?

Octava pregunta:

¿Cual es la propuesta de Costa Rica respecto a los problemas de migración en el continente?

¿O es que no duele lo que sufren los campesinos deocupados de América Latina y el Caribe recorriendo el continente en busca del trabajo y el sustento de sus familias?

Novena pregunta:

¿Tiene o no Costa Rica alguna propuesta para uniformar y mejorar los sistemas de educación pública en América Latina y el Caribe? ¿Qué propone para el reconocimiento de títulos académicos en la región y que requisitos comunes deben cumplir las universidades públicas para emitir títulos reconocidos en todos los países?

Décima pregunta:

¿Cuál es la propuesta de Costa Rica para que A.L y el C. afronten juntas el problema de la investigación científica y tecnológica?

Undécima pregunta:

¿Cuál es la propuesta de Costa Rica en el campo de la política monetaria para mejorar las relaciones económicas entre nuestros países? Y así escapar de la trampa y hegemonía del dólar.

Duodécima pregunta:

¿Es no es para nuestro país una meta el lograr un tratado de libre comercio intercontinental? ¿Cuál es la propuesta al respecto?

Esas y muchas más preguntas deberían ser respondidas por quienes tiene la responsabilidad de afrontar los retos y desafíos que tiene América Latina desde el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Costa Rica es un país que debe asumir su papel integracionista, ecologista, pacifista, democratizador y defensor de los derechos humanos, y no mantenerse a la sombra del gigante, al mismo tiempo que pretende robarle la vuelta y actuar en forma inconsulta, mientras se distancia de los países hermanos, sin definir claramente sus ideales y propósitos.

Execrable indefinición del gobierno arista, auto denominada pragmática, sin una sustentación ideológica clara y contundente, y sin estar basada en la más estricta moral y los mejores deseos y valores.

George Zenemix

Diciembre 12 de 2011.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: