Tren a Cartago

Pronto tendremos de nuevo un tren a Cartago.

 

Los ciudadanos de Cartago han solicitado que el tren llegue a su ciudad y los comunique con San José. La carretera antaño sinónimo de progreso y modernidad es hoy en día un medio de transporte lento, dada la saturación de vehículos que transitan por ella.

 

Los gobernantes de las décadas ochenta y noventa que abandonaron el ferrocarril y abarataron el precio de los vehículos automotores, disminuyéndoles el impuesto, se equivocaron absolutamente.

 

Durante tres décadas no se volvió a hablar de modernizar el transporte colectivo, ni en las ciudades ni entre las ciudades. ¿Cuánto tiempo perdido? ¿Cuántas horas de miles de ciudadanos en las presas? ¿Cuánta contaminación se ha producido?

 

La ironía que encierra esta nueva interconexión ferroviaria entre San José y Cartago está en que estamos solucionando un problema del siglo XXI con un medio de transporte del siglo XIX.

 

La misma vía por la cual llegó el tren a Cartago en el año de 1873, un veinte de noviembre para ser más precisos. Dicen que la gente batía palmas llenos de júbilo por el nuevo medio de locomoción. ¿Harán los cartagos una manifestación parecida ciento treinta y nueve años después?

 

Los ferrocarriles eran en aquellos años un medio de transporte moderno, producido por la más avanzada industria de los países industriales. ¿Cómo es que pudo Costa Rica adquirir ese medio de transporte siendo un país productor de café y banano?

 

¿Por qué ahora Costa Rica no puede modernizar sus transportes con la última tecnología de la industria moderna?

 

¿Tan mal nos pagan los productos de nuestra exportación que no tenemos ningún excedente para invertir en compra de medios de transporte rápidos ni podemos construir nuevas vías para tener medios seguros y eficientes de movilización de nuestra población?

 

Los más viejos recordamos todavía a las locomotoras, dos en cada convoy, de la Northen subiendo trabajosamente el alto de Ochomogo, arrastrando los pesados carros del tren a Limón. ¿Se irán a repetir esas escenas en el siglo XXI?

 

H e presenciado un tramo de la reparación de la vía férrea a Cartago, ni siquiera han levantado los rieles. Escarbaron debajo de ellos para introducir los durmientes y después regaron la piedra encima. Los rieles en una recta parecen eses y es de imaginar que verticalmente también lo parecerán.

 

Con esa vía y sin ninguna seguridad instalada en las intersecciones viales, ese antiguo y hoy “nuevo” medio de transporte no podrá superar la velocidad que antaño, en 1873 y años sucesivos, tuvo.

¿Cuál es la verdadera calificación de este suceso?

 

¿Avanzamos o retrocedemos?

 

George Zenemix

Septiembre primero de 2012.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: