Fernando Lara Bustamante: Benemérito

“Libre y democrática la recibimos, libre y democrática la entregaremos a nuestros hijos”.

Eso dijo don Fernando Lara Bustamante en el acto de graduación del Liceo de Costa Rica en el año 1929.

Como de pocos políticos se puede decir lo mismo, don Fernando cumplió su promesa después de un largo recorrido de cincuenta años por la política nacional

Su primer cargo público fue de Agente Principal de Policia, luego Oficial Mayor de la Secretaría de Educación, seis veces fue electo diputado, presidente de la Asamblea Legislativa y Ministro de Relaciones Exteriores en dos ocasiones. Activo siempre en la política nacional se retiró dos años antes de morir en el año 1984.

Partió con la frente en alto y con los bosillos “limpios”, dejando una estela de admiración por su lucha sincera y valiente por la libertad y la democracia. Siempre con el mayor desinterés personal supo dejar su egoismo y mezquindad aparte, para anteponer los intereses de la Patria.

A su muerte Costa Rica era una república libre y democrática a pesar de haber pasado por sus peores momentos de división y de violencia. Luchó contra esas sendas del odio con inteligencia y pasión, su verbo encendido defendió sin temor las instituciones patrias; sin empuñar jamás una arma y sin incentivar la inquina.

Valiente liberal que supo ganar el respeto de propios y extraños, por eso fue uno de los cancilleres más apreciados de su tiempo, nacional e internacionalmente. Fue la voz de la paz y de la reconciliación en la “guerra del futbol” en Centro América cuando era Ministro de Relaciones Exteriores del Gobierno presidido por don José Joaquín Trejos.

Y no sólo dejo a Costa Rica libre y democrática, además la dejó libre del militarismo que ha sido el peor enemigo de la libertad y la democracia en América Latina.

A don Fernando Lara Bustamante le debe el país la abolición del ejército, fue su ideal y lucho por él hasta verlo incorporado a nuestra Constitución en el año 1949.

Su humildad era tan grande que no le interezó buscar reconocimiento alguno por este mérito.

Esas virtudes de inteligencia y humildad, las heredó y las aprendió de su abuelo don Ramón Bustamante Castro, justo Juez y meritorio Magistrado, cuya honestidad y bondad extrema, lo convirtió en adalid de la justicia durante medio siglo de carrera judicial, que finalizó con su muerte en el año 1928.

Muchas mezquindades se interpondrán al proyecto que impulsa el Diputado Carlos Góngora Fuentes para declarar Benemérito a don Fernando. Esa es la política, llena de intereses creados y de envidias e intrigas. Por eso don Fernando decía jocosamente: “cuando me mienten la madre no me ofenderé, porque sé que es la “madre política””.

Jorge Hernaldo Jiménez Bustamante

septiembre 6 de 2012.

Anuncios

3 comentarios

  1. Jorge te felicita mama (Margarita Solórzano ) por el escrito que describe tan bien a tío Fernando.

    • Gilda: muchas gracias,aprecio mucho la opinion de tu mama. un cordial saludo

      Aut vincere aut more, Jorge Hernaldo.

      ________________________________

    • Buenos dias,

      Como puedo contactar a Doña Margarita, Le escribe Rodolfo Castillo hijo.

      Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: