Elecciones 2014: Rogelio Cedeño

COLUMNA LIBERTARIOS Y LIBERTICIDAS (269).

Liberacionistas o comunistas: palabras ya muy gastadas y  sin significado.

(resumen)

Por Rogelio Cedeño Castro.

Hace unos cuantos días, cuando en el programa 7 DÍAS que se edita en el canal de televisión del mismo número, se hizo una presentación de los entretelones del debate realizado en ese canal, el día domingo 19 de enero recién pasado, pudimos constatar, no sin una dosis de asombro, como los presuntos liberacionistas que acudieron a apoyar a su candidato, respondían a las arengas o consignas lanzadas por los partidarios del Frente Amplio, llamándolos “comunistas” sin que sus adversarios les contestaran calificándolos de “liberacionistas”

.¿ He ahí todo un todo un dilema sobre el tema de la comunicación entre los seres humanos y en el sentido que esta adquiere en cada coyuntura histórica?

En el caso de que los del Frente Amplio les hubieran gritado liberacionistas a sus adversarios estarían poniéndonos en un verdadero aprieto, pues no sabríamos si estarían tratando de insultarlos o de recordarles los  constantes y profundos cambios que se han producido en la significación de ese y otros vocablos, que han perdido valor explicativo para entender lo que ocurre en la vida social y política.

En el caso de los que se califican a si mismos como liberacionistas, se trataría de un intento de definirse como lo contrario a aquellos ciudadanos a los que llaman comunistas, sin que tal expresión tenga otro significado que un mero insulto o palabra gruñido, como suelen calificar a este tipo de expresiones algunos lingüistas.

Si los del Frente Amplio los hubieran insultado llamándolos liberacionistas, más bien recordándoles como su partido perdió toda su identidad socialdemócrata a la criolla para ser uno más dentro de la derecha neoliberal, aunque una derecha vergonzante que no tiene el valor de asumir en su discurso su verdadera ideología..

Si la escena hubiera ocurrido cincuenta años atrás, en plena guerra fría, dentro de aquella atmósfera nauseabunda, propia de la dualidad excluyente comunismo-anticomunismo que terminaba por reducir toda las expresiones de la vida política, social y cultural a la estrecha, a la vez que miserable oposición entre esos dos términos.

Algunos de los llamados liberacionistas de hoy, que continúan sin percatarse de cuanta agua ha corrido bajo el puente a través del tiempo transcurrido desde el fin de la guerra fría, parecen pensar que estos militantes o partidarios del Frente Amplio de la segunda década del nuevo siglo, son idénticos a la izquierda “comunista” de aquel entonces, sin tener en cuenta que se trata de una izquierda plural y bastante influenciada por algunas corrientes y movimientos sociales de la llamada posmodernidad, como una singularidad histórica propia de este tiempo.

Algo semejante parece suceder con el PLN de la dictadura en democracia de los Hermanos Arias, pero en un sentido más bien negativo, pues ha quedado reducido a una mera maquinaria electora, cuyas prácticas clientelistas  guardan ahora poca o ninguna relación con las realizaciones y el pensamiento económico y social de  los que se nutrió alguna vez aquel partido de José Figueres Ferrer, Rodrigo Facio Brenes, Daniel Oduber Quirós, y demás compañeros, que dieron luz y brillo a algunas de las primeras etapas de su existencia.

Cuán poco les ha enseñado la historia reciente a estas pobres gentes, cuyo pensamiento y accionar político se mueve al borde la insignificancia más absoluta, cuyo único aporte después de tanto tiempo consiste en insultar a sus adversarios llamándolos comunistas ante su notoria imposibilidad de responder, de una  manera más sincera y creativa, a los graves cuestionamientos que aquellos les formulan en su cara y sin darse cuenta, por otra parte, que la expresión liberacionista podría haberse convertido también en un adjetivo o mera palabra gruñido, dado el hecho de que las palabras liberacionista o liberacionismo de hoy se refieren a un movimiento político que no es siquiera una caricatura de lo que fue en sus inicios el Partido Liberación Nacional..

Esta campaña electoral, al igual que otras anteriores sigue sin aportarnos novedades importantes en estos terrenos tan delicados, como son el significado y uso de las palabras que empleamos para expresar los componentes de nuestra realidad política y social.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: