Precio de los combustibles en Costa Rica.

El precio de los combustibles en Costa Rica son los más altos en Centroamérica y están perjudicando a los productores porque inciden en sus costos de producción.

El Partido Frente Amplio le hizo una propuesta al Presidente de la República que consiste en aprovechar el financiamiento que da Petrocaribe a los países del Caribe del 50% de us factura petrolera y trasladar el financiamiento a los consumidores,y que luego estos precios aumenten paulatinamente incorporando el pago de intereses (1% anual) y amortización, aunque como las proximas facturas también serán financiadas, los precios siempre serán menores a la proyección de las actuales.

RECOPE hizo un estudio de la propuesta y emitió un informe dentro del cual se incluye un análisis financiero en el cual trataron de tergiversar nuestros datos.

En este capítulo “Aspectos Financieros” se inicia y luego se reitera lo que se dice en el párrafo siguiente “En varios incisos del informe se comenta el mecanismo de financiamiento establecido por Petrocaribe para los países miembros, haciendo referencia únicamente a una de las líneas de financiamiento sea este de largo plazo, objeto del 50 % o el de corto plazo, el otro 50 %, omitiendo de integrarlos para presentar el monto total de la factura a pagar a Venezuela por los combustibles importados bajo el programa”. ESto es absolutamente falso.Veamos.
¿Cuál es la verdad?
En nuestro documento “Incorporación de Costa Rica a Petrocaribe, la solución a los altos precios de los combustibles y la energía eléctrica” hicimos una simulación de resultados partiendo de los supuestos que propusimos como resultado de una negociación entre el Gobierno de Costa Rica y Petrocaribe.
Esos supuestos fueron los siguientes: El financiamiento del 50% de toda la factura petrolera con tres años de gracia, un interés de un uno por ciento y pago del 50% de contado (30 días máximo) Además supusimos que se trasladarían todos los beneficios de la financiación a los consumidores a través de los precios de los combustibles.
Ahora nos damos cuenta que este supuesto no estaba contemplado en la negociación iniciada en 2008, pero siempre consideramos que sería lo más beneficioso para la economía del país, mucho más estimulante que si se trasladara al Gobierno Central.
Luego estimamos mediante una proyección en un flujo de efectivo en cuanto disminuirían los pagos por la importación de combustibles, en los primeros tres años por un 50% de la factura más el 1% de interés sobre la deuda contraída, a partir del año cuatro se sumó la amortización del veinticincoavo de la deuda que se pagaría a Petrocaribe (Pedevesa) hasta los siguientes 25 años. Aplicamos los porcentajes calculados de disminución del pago de la factura petrolera a cada uno de los montos base de cálculo de cada uno de los combustibles, para después de sumarles los otros costos y los impuestos tener un estimado del posible precio al consumidor.
¿Cuál es la mentira?
Decir que en nuestros cálculos solo incluimos un 50% de la factura a pagar a Venezuela. Esto sólo hubiera podido suceder si nosotros hubiéramos tratado de engañar con cálculos falsos, nada más lejos de la verdad o si fuéramos incompetentes para hacer un simple estudio de proyección de un flujo de efectivo.
Además y este es el argumento por excelencia, cualquier persona con conocimiento básico de aritmética podría comprobar sí se había incluido el 100% del pago de factura o solo el 50% por ciento.
Por eso el mejor argumento que podemos ofrecer son los mismos cálculos que pueden ser revisados por cualquier persona que los quiera leer.
¿Cuál es entonces la intención de presentar nuestro estudio como falso?
No lo podemos comprender. No existió la voluntad de entender nuestra propuesta o se la mal interpretó por alguna otra razón sobre la que no queremos especular. No se quiso entender que nuestra propuesta tenía una diferencia esencial respecto a la intención del gobierno Arias de obtener la financiación para el Gobierno Central.

La reiteración constante en la desinformación comentada.

Como un intento interpretativo la redactora pretende ofrecer como argumento un párrafo de nuestra propuesta que dice:
“Si bien RECOPE pagará a Petrocaribe sólo un cincuenta por ciento de la importación de combustibles, deberá pagar un uno por ciento por la deuda acumulada con Petrocaribe y a partir del tercer año la amortización correspondiente del principal financiado a veinticinco años•
Pero este párrafo se entiende por sí mismo y con mayor razón dentro del contexto en que se encuentra si leemos con atención todo el documento, ya que en el punto uno se había establecido como un término posible para el acuerdo de incorporación de Costa Rica a Petrocaribe la financiación del 50% de la factura y entonces será claro que cuando se dice “ si bien Recope pagará a Petrocaribe sólo un cincuenta por ciento de la importación de combustibles” se está refiriendo al pago de contado, puesto que inmediatamente se dice que pagará el interés y la amortización del otro 50% financiado.
La segunda reiteración.
En la página siguiente 20 de Informe de RECOPE en su párrafo segundo cuando se dice:
“Se omite mencionar y tomar en los cálculos del financiamiento una de las líneas de financiamiento, sea este de largo plazo o de corto plazo y que representa un 50% según los datos del informe”
La tercera reiteración.
En párrafo cuarto de la misma página 20.
“También se desarrollan cálculos con proyección para varios años, en que se toma en cuenta únicamente el 50% de la factura a que se aplica la fórmula de cálculo para la fijación del precio de los combustibles a nivel nacional”
La cuarta reiteración.
Después de presentar los dos primeros años de los cálculos hechos para la estimación de precios se presenta la cuarta reiteración de la gran equivocación, o llamémola mejor como la gran desinformación, de la analista de RECOPE Sra. Dobrinescu:
“Como se puede ver, el informe considera únicamente un 50% del precio de importación …”
Es de lógica elemental que si hay un período de gracia de tres años en los dos primeros años sólo se paga un 50% aunque en el segundo año ya se puede apreciar el pago de intereses.
La quinta reiteración.

Párrafo penúltimo de la página 22:
”Referente a los cálculos y afirmaciones citadas, por no analizar las dos líneas de financiamiento en conjunto, se plantean disminuciones de precio, que resultan irreales”

La sexta reiteración.
Párrafo segundo de la página 23:
“En conclusión, en lo que se refiere los aspectos financieros, el informe es omiso por no tomar en cuenta la totalidad de la factura de pago a Venezuela….”

En nuestro fuero interno ya estamos pensando que más que reiteración HAY UNA OBSECACIÓN departe de la analista.

Nuestra última razón, la reducción al absurdo:
Supongamos que sea cierto que no incluimos en nuestros cálculos más que el 50% de la factura de importación de combustible, entonces si lo corrigiéramos ¿cuál sería el resultado si lo incorporáramos? Los precios en lugar de disminuir aumentarían y el dinero del financiamiento desaparecería como por encanto. Recuérdese que en nuestra propuesta se partió del supuesto de trasladar todo el financiamiento al consumidor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: